¿Cómo puedo mantener mi juego de billar constante? Un día juego bien y otro mal

Comparte:

Te voy a proponer que hagas un ejercicio que ha funcionado 100% cuando doy clases a jugadores de billar.

Es un ejercicio que debes poner toda tu atención en ti, estar totalmente concentrado en tu juego de billar.

Este ejercicio lo llamo «Seguir la receta sin cuestionarse».

Si estuviera contigo dándote clases presenciales esta parte la haría yo haciéndote preguntas y apuntando las respuestas, sin embargo, a la distancia, debes hacerlo tú con un papel y bolígrafo apuntando tus respuestas.

Aquí van las preguntas (haré las preguntas en tiempo presente), se detallado en tus respuestas:

Recuerda un día que jugaste excelente al billar, ese día que lo ganaste todo, me gustaría que vayas a ese pensamiento y lo traigas al tiempo presente, como que es ahora mismo que te sientes con la euforia de ganarlo todo. (En el posible caso de que este evento aún no se haya producido, imagínalo como que ya ocurrió, eres el ganador, estás eufórico y feliz).

  1. ¿Cómo era tu actitud cuando te levantaste por la mañana?
  2. ¿Cómo era tu actitud antes de empezar a jugar billar?
  3. ¿Cuál preparación hiciste antes de jugar?
  4. ¿Qué tipo de pensamientos tienes y rondan en tu cabeza?
  5. ¿Qué emoción o emociones sientes?
  6. ¿Cómo cogiste el taco de billar y cómo te posicionas en la mesa?
  7. ¿A la hora de golpear cualquier bola, cuál es tu pensamiento?
  8. ¿Cuál es tu pensamiento al golpear la última bola ganadora?
    _

Responde estas preguntas en un lugar tranquilo para que más información llegue a tu mente.

¿Por qué hay que crear una receta?

En cocina, los mejores chef estrella Michelin siempre siguen una receta paso a paso para que sus platos sean exquisitos y ganen premios.

Al crear esa receta perfecta te dará los pasos para volver a jugar bien al billar.

Contestando las preguntas de arriba te dará las guías de crear esa receta personal desde antes de jugar al billar hasta después cuando embocaste la última bola ganadora.

Siguiendo tu receta al pie de la letra obtendrás los mismos resultados que el primer día que ganaste y sentirás las mismas emociones que describiste.

También con el tiempo la puedes ir mejorando para ser mejor, siempre visualizando todo el proceso, haciéndote una película mental.

Cada jugador de billar tiene su propia receta para alcanzar sus resultados.

A forma de guía puedo darte la receta de otros jugadores de billar que más o menos se repiten para que puedas completar la tuya.

La receta es la siguiente:

Por la mañana cuando me levanto empiezo el día agradeciendo a Dios por estar de nuevo aquí y al mismo tiempo que hago mi cama.

Leo un libro motivador durante 30 minutos para mantener mi mente activa y en actitud positiva.

Hago ejercicios de visualización en los que emboco todas las bolas de billar y a la vez estoy feliz porque todas las cosas me están saliendo bien como en las prácticas.

Mi actitud cuando entro al billar es de una alegría inmensa, por fin voy a jugar el deporte que amo y ver a todos los amigos que hace una semana no veo.

Escojo una mesa redonda para poner una botella de agua, mi taquera, las tizas y comenzar a desarmar los tacos de billar.

Alquilo una mesa para hacer la primera práctica de la tarde y probar las mesas de billar.

Mi mentalidad en este momento es de serenidad, tranquilidad y a la vez de alegría con un sentimiento de amor en el billar.

En la práctica, estoy embocando todas las bolas de billar y me mantengo con un pensamiento sereno y sólo visualizando las bolas entrando en mi mente, que luego suceden de nuevo en la mesa de billar.

Me mantengo concentrado y con una alegría por dentro porque estoy seguro que este juego ya lo gané.

Al final me imagino a todos felicitándome por el gran juego que hice hoy y visualizo que me tiran las fotos con el premio en la mano.
_

Es posible que tengas una receta diferente.

Cada uno tiene la suya propia con un resultado similar, ganar el juego de billar.

También tienes que hacer este ejercicio cuando tienes un día malo, cuando no te salen las cosas bien, trata de identificar qué es lo que no debe ir dentro de tu receta, qué emociones están presentes en ese momento.

A veces esos días malos suceden porque tenemos cosas sin resolver, algún problema que ocupa nuestra mente y está dando vueltas y vueltas.

Cuando resuelvas ese problema, automáticamente comenzarás a jugar billar bien de nuevo.

Para esos días debes crear mentalmente una compuerta de hierro aislando el problema para que no te afecte en tu juego de billar.

Una vez aislado el problema podrás jugar mucho mejor.

Ahora es el momento de poner todo esto en práctica y de aquí a 15 días cuéntame cómo te ha ido.

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.