¿Qué hacer cuando estoy bajo presión?

Comparte:

Pon tu mente en blanco por un momento.

Olvídate de todos a tu alrededor. Sólo estas tu, junto con la mesa de billar y las bolas.

Inhala mantén la respiración durante 5 segundos, exhala mantén la respiración durante 5 segundos más.

Repite ese proceso 10 veces. Ahora que ya estás más tranquilo.

Piensa el por qué tienes presión, crea tu escudo anti distracciones y deja de decirte palabras negativas.

Comienza a hacer ejercicios de visualización.

Después del ejercicio de la respiración, abre tus ojos y enfócate sólo en tu juego de billar, no existe nadie a tu alrededor.

Ahora haz tu juego normal, ejecuta y gana.

 

¿Cuáles son los momentos en que tienes más presión?​

Cuando estás bajo presión sigue estos métodos que te doy a continuación:
 
Entreno a jugadores de billar con el mismo problema que tienes con resultados 100% efectivos que estoy seguro que si lo sigues como te explico te funcionarán exactamente igual.
 
Hay varias posibilidades aquí que hay que evaluar.
 
Son tus conversaciones contigo mismo antes de golpear esas bolas.
 
Hagamos un ejercicio: 
  • Coge papel y bolígrafo
  • Escribe todos los pensamientos que se te ocurren antes, durante y después del proceso de cuando vas a golpear la bola difícil y el último tiro.
 
Normalmente esos pensamientos traen mucha presión en ti, palabras negativas y en tu mente se crea una cinemática de situaciones negativas.
 
Ahora vamos a darle la vuelta a esos pensamientos negativos y escribe todos los pensamientos positivos que podrías decirte a ti mismo a la hora de golpear ese tipo de bolas.
 
Pensamientos positivos tales como:
  • Estoy tranquilo y seguro
  • Soy fuerte y cada día lo hago mucho mejor
  • Esta bola fácil ya la he embocado otras veces y siempre me salen perfectas
  • Me encantan este tipo de bolas porque me gusta embocarlas
  • Etc…
 
También tienes que cambiar la cinemática antes de golpear las bolas.
 
Una cinemática como que estás tranquilo y te sientes seguro como cuando embocas otras bolas. En esta película mental la vas a entrenar todos los días en un lugar tranquilo antes de ir al billar.
 
Debes hacer lo siguiente:
  • Elige un lugar tranquilo en tu casa o algún parque
  • Ponte en modo meditación cerrando los ojos
  • Comienza a imaginarte a ti mismo que llegas al billar, pides la mesa
  • Armas tu taco de billar, sacas las bolas y comienzas a hacer los tiros difíciles
  • Esos tiros difíciles ya sabes a dónde hay que darle para ser embocados
  • Simplemente le das con la bola blanca y ves como esta bola va recta al agujero y se emboca
    • Esto es importante; cuando se emboca la bola escuchas como las personas aplauden y te felicitan de lejos
  • Te ves a ti mismo que estás relajado, tranquilo y feliz de embocar estas bolas
  • Y después ves como esas personas se acercan y te felicitan por hacer tan fascinante tiro
 
Si ves que es en las personas que radica esa presión, haz lo siguiente:
  • Tanto si estás en el billar físicamente como mentalmente en las visualizaciones
  • Imagina que no hay nadie a tu alrededor
  • Estás solo tú, la mesa y las bolas
  • Borra mentalmente a todas las personas a tu alrededor
  • Solo escuchas tu voz interior, esos pensamientos positivos que te vas dando
  • Olvídate de lo demás, hazte el sordo
  • Y haz tu juego normal
 
Otro método que te recomiendo es que vayas a practicar solo ese tipo de bolas difíciles en la mesa y con la bola 8 o 9, sea la modalidad que juegues.
 
Pon dos bolas sobre la mesa y ve practicando solo con ellas dos, la primera en una situación difícil y la otra en alguna otra posición y lo que debes hacer es cuando emboques la primera bola, la bola blanca debe colocarse para la siguiente bola.
 
Al mismo tiempo que vayas a practicar estas dos bolas, también debes decirte los pensamientos positivos y visualizar en tu mente la película de cómo vas a golpear la bola, como entra en la tronera y como la colocas para la siguiente bola.
 
Es como ir al gimnasio, al principio es difícil levantar el peso, luego te acostumbras y más adelante le agregas más peso.
 
Pues aquí pasa lo mismo, debes entrenar esta parte para que la pongas fuerte.
 
Cuando estés practicando embocar la última bola y aún con todo lo explicado sientes que se te dificulta embocarla, la mente es tan poderosa que podemos hacer cualquier cosa.
 
Puedes mentalmente cambiarle el color a la bola, en vez de ser negra, te la puedes imaginar púrpura o marrón que es más o menos los colores que se pueden asemejar. Imagínate que es la bola 4 o bola 7, por ejemplo.
 
Y ahora sí, siendo serenos puedes embocar la bola fácilmente.
 
Otro método está en jugar automático, sin pensar:
 
Hacer una rutina de tiros como te explico a continuación:
  • Coges el taco de billar, te acercas a la mesa
  • Pones tiza, miras bien el punto de bola
  • Te agachas en la mesa
  • Haces el doble check (Es cuando mides la bola blanca con la punta de tu taco en el punto de bola para asegurarte que le vas a dar bien)
  • Tiras sin pensar
Haces este ejercicio con todas las bolas, colocas la bola objetivo y la bola blanca y seguido haces la rutina.
 
Al hacer esta rutina, tu mente se va a acostumbrar y será como montar bicicleta, ya uno lo hace automático sin pensar.
 
Otra posibilidad es si tienes problemas que rondan en tu cabeza, problemas ajenos al billar.
 
Trata de resolverlos antes de entrar al billar o crea mentalmente unas compuertas de hierro entre ese problema para aislarlo y no lo permitas salir hasta terminar tu juego en la sala de billar.
 
Y un último tema importante fuera del billar que aunque parezca insignificante es totalmente poderoso y resulta un cambio significativo en cada persona:
  • Cuando te levantes por la mañana, agradece de un nuevo día y lo vas a empezar con toda la fe y ganas de sacar lo mejor de ese día con felicidad y positivismo
  • Y antes de dormir, da gracias por ese día que está a punto de terminar

Haz estos ejercicios y envíame un correo en 1 mes para darte seguimiento personalizado y seguir ayudándote

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más

Artículos relacionados